La torre del Cavall, una gran olvidada de Benidorm

Dentro del Parque Natural de Serra Gelada se encuentra esta pequeña ruta asfaltada que discurre entre el mar y la montaña, y lleva a los senderistas hasta la Punta del Cavall, un lugar en el que están los restos de la Torre de la Escaleta o Torre de les Caletes y se pueden contemplar los acantilados de la sierra.

La ruta comienza en un pequeño descampado situado entre la Cala Ti Ximo y la Cala Almadrava. La personas que accedan hasta el lugar con el vehículo podrán aparcarlo en este espacio.

dmaping.com

dmaping.com

El inicio está bien señalizado con el cartel del Parque Natural y una cadena que prohíbe el paso a vehículos. Hasta hace pocos años se podía acceder hasta la misma torre en coche, pero desde que se declarase espacio protegido, se decidió cerrarla para proteger la fauna, la flora y el patrimonio histórico.

Es una ruta corta, unos 3 kilómetros ida y vuelta aproximadamente, y se puede hacer en una hora. Lo mejor está al final de recorrido, allí se encuentra la Torre de Les Caletes, aunque también la llaman Torre Seguró o la Torre Punta del Cavall, declarada Bien de Interés Cultural. Mandada construir por Felipe II en el siglo XVI para defender al pueblo de un posible ataque de piratas. Se encuentra bastante deteriorada y al borde del acantilado, por lo que existe peligro de derrumbamiento y no es aconsejable acercarse a ella.

Otro de los atractivos de esta ruta son los acantilados de la sierra, de más de 200 metros de altitud, que se pueden contemplar casi en su totalidad. A los pies de estos se encuentran las dunas fósiles trepadoras, formadas hace unos 75.000 años, y el principal motivo de la declaración del Parque Natural de Serra Gelada. Se puede realizar en cualquier época del año, aunque no es recomendable hacerla en verano porque carece de sombras. El camino apenas tiene desnivel, está asfaltado y es apta para personas con movilidad reducida.

Posted in Actualidad Benidorm, Deportes en Benidorm, Ocio en Benidorm, Que hacer en Benidorm, Torre del Cavall Benidorm | Tagged , , , | Leave a comment

10 razones por las que visitar Benidorm

1.- Es asequible para casi todos los presupuestos (lo que, con la que está cayendo, no es poco).

2.- Dispone de una enorme variedad de posibilidades de alojamiento, desde apartamentos baratos hasta hoteles de alta gama. Por lo general, con buena relación calidad-precio.

3.- Es una ciudad divertida para quienes buscan marcha. También puede ser tranquila, dicen.

Benidorm-playas

4.- Sus 40.000 plazas hoteleras actúan como una esponja, descongestionando otros focos turísticos de la costa española. Es una pena que su existencia no haya servido para salvar el resto del litoral de la codicia urbanística.

5.- Goza de un clima con temperaturas suaves en invierno y en verano.

6.- Su temporada, con diferente público según la estación, se extiende a lo largo de todo el año.

7.- Aunque masificadas en agosto (lo juro: en la playa de Levante, por la mañana, no había sitio para colocar la toalla) sus playas están bien dotadas y cuidadas. En los alrededores, calas como la del Racó del Conill, en Villajoyosa, son una alternativa más tranquila.

8.- Su oferta de ocio, tanto dentro como fuera de los hoteles, es variada y para todos los públicos: niños, adolescentes, familias, jóvenes, singles con niños y mayores.

9.- Las posibilidades gastronómicas son asimismo variadas y para todos los bolsillos: desde la paella del bufé todo incluido hasta el exotismo japonés pasando por la socorrida baked potato.

10.- 5.000.000 de turistas no pueden estar equivocados. O puede que sí.

Y a ti, ¿te gusta Benidorm?

Artículo El País

Posted in Actualidad Benidorm, Cultura en Benidorm | Tagged , , , | Leave a comment

La historia de una referente de Benidorm, la iglesia de Sant Jaume

Se construyó entre los años 1740 y 1780 en estilo neoclásico para albergar las imágenes de los patrones de la ciudad San Jaume Apóstol y la Mare de Déu del Sofratge o Virgen del Sufragio. Su exterior es sencillo, pintado en blanco con molduras y cornisas de color ocre, destacando entre todo el conjunto sus cúpulas azules, típicamente mediterránea.

Prácticamente exenta, el edificio se articula en tres plazas: en la Castelar, en la del Castell (estas dos situadas juntos al mar), y una tercera, la plaza de San Jaime situada mirando hacia el casco antiguo, es en esta zona donde se accede al interior del templo. También en esta parte podemos ver la torre del campanario, la cual cuando se construyó el templo estaba a la altura del tejado.

En su interior destacan las pinturas atribuidas a Giovanni Tognese. Su planta es de cruz latina con una cúpula de media naranja en el crucero y una nave central en cuyos laterales se reparten las diferentes capillas. De entre ellas destacan el retablo de madera del Altar Mayor y la de la Virgen del Sufragio, situada al lado del evangelio.

iglesia de sant jaume benidorm

Es en el mes de noviembre cuando tienen lugar las diferentes fiestas patronales de la ciudad en honor a San Jaime y a la Virgen del Sufragio, uno de los actos más impresionantes de las fiestas es la escenificación del hallazgo entre las cenizas de la Virgen con el Niño Jesús en brazos.

Y es que según la leyenda, los vecinos de Benidorm vieron la llegada a sus costas de una pequeña embarcación sin tripulación alguna. Se pensó que tal desaparición fue causada por la peste y esto hizo que la población sintiera pavor del pequeño barco. Por ello se decidió quemarlo sin retirar nada, pero cuando las llamas se apagaron los niños comenzaron a buscar hierros y clavos entre las cenizas y lo que hallaron fue la imagen de la Virgen intacta que el barco había traído en su popa.

Otra capilla importante es la de la Virgen de los Dolores en la que podemos ver un retablo de seis pinturas en las que se representa la vida de Jesús, datado en la segunda mitad del siglo XVI. Justo debajo se encuentra un altar de piedra en cuyo centro se encuentra el sagrario.

En un lateral podemos ver la imagen de la Virgen de los Dolores del año 1942 y justo enfrente se encuentra una pintura sobre cuero de la Santa Faz, copia del Santo Rostro de Jaén. Una pintura de Nazareno sobre lienzo al óleo completa el conjunto de obras de la capilla.

En el interior de la iglesia no sólo es posible admirar las diferentes esculturas y obras de arte, sino que también y en ambos laterales de la nave central, podemos ver una muestra de maquetas que recrean las iglesias románicas más importantes de España con bastantes detalles e incluso tienen un corte transversal para poder ver sin problemas la parte de dentro del edificio.

Finalmente destacamos una pila bautismal de mármol negro veteado de blanco, que fue instalada por los Condes de Montealegre para bautizar a su hija María de los Desamparados en el año 1808. Según rece en el libro de bautismos de la parroquia, la pila fue pagada mitad por el pueblo y mitad por estos Condes, llegando a costar 100 pesos. Sobre ella se encuentra un cuadro de san Juan Bautista.

Vía ES Turismo

Posted in Cultura en Benidorm, Donde ir en Benidorm, Iglesia de sant Jaume, Museos Benidorm, Que hacer en Benidorm | Tagged , , , , | Leave a comment

El pulmón más verde de Benidorm, el parque de L’aigüera

Es una obra, inaugurada en el año 1982, del famoso arquitecto Ricardo Bofill quien lo concibió en estilo neoclásico para ser el pulmón verde de la ciudad. Posee aproximadamente un kilómetro de longitud y un máximo de 180 metros de amplitud, se construyó aprovechando el trazado de un antiguo barranco (en el subsuelo discurre una gran tubería para la salida natural del agua en caso de lluvias), dividiendo el ensanche con la zona de más reciente construcción.

El parque está recorrido por amplios espacios verdes, un paseo central y dos auditorios al aire libre, donde se realizan los eventos culturales y artísticos más importantes de Benidorm, como conciertos organizados en temporada alta. El auditorio más pequeño, situado más al sur, está dedicado a Óscar Esplá.

aiguera benidorm

El anfiteatro situado más al norte es un gran recinto dedicado a Julio Iglesias, cuyo busto se encuentra junto al mismo. Posee un aforo para más de 5000 personas y es aquí donde tiene lugar el clásico Festival de la Canción de Benidorm, además, de acoger grandes conciertos y eventos, como ferias que se celebran en las distintas fiestas. Merece la pena las vistas que ofrece junto al edificio semicircular que le acompaña en su trazado.

Por tanto el parque de L’Aigüera es un lugar ideal para descansar del dinamismo que ofrece Benidorm, sobre todo en temporada alta, para pasear, leer o pasar un rato con los niños en las zonas habilitadas con juegos para ellos.

El parque lo cierra en su extremo norte la plaza de toros, mientras que en su extremo sur se sitúa el Ayuntamiento, inaugurado en marzo de 2003. Este rascacielos horizontal se apoya sobre un puente de 100 metros de longitud, 15 de anchura y 12 de altura, en las que se distribuyen tres plantas. Posee dos fachadas cubiertas por 1.108 metros cuadrados de láminas de vidrio móviles que casi son transparentes, además, otra particularidad, es que en ellas están escritos los nombres de los vecinos con que contaba la ciudad en el año de su inauguración.

aiguera-park

El edificio se levanta sobre una plaza ideada como una especie de ágora griega, lugar de encuentro y debate. Debajo discurre un paso inferior por el que continua el parque de L’Aigüera, permitiendo de esta manera conectarlo con el casco urbano. En un principio se contemplaba un inmueble consistorial más ortodoxo diseñado por Ricardo Bofill, pero finalmente fue desechado.

Hablemos de números: el Ayuntamiento posee una superficie total de 14.568 metros cuadrados, situado en una plaza de 4.000 metros cuadrados. Para la construcción del edificio se utilizó 7.200 metros cúbicos de hormigón, 715 toneladas de acero en estructuras metálicas y 5.250 metros cuadrados de vidrio.

Su diseño arquitectónico creó escuela y fue difundido por numerosas publicaciones del mundo. Fue tal la repercusión estética y arquitectónica del edificios que sirvió de inspiración para otros como la biblioteca de Arkansas de 2005, la estación central de Berlín del año 2007 o las oficinas del puerto de Rotterdam, entre otros.

Información sacada de http://www.esturismo.eu/

Posted in Ocio en Benidorm, Parque de L'Aigüera, Que hacer en Benidorm | Tagged , , , | Leave a comment

Erase una vez un Castillo en Benidorm

De castillo a mirador. En 1812, durante la invasión francesa, la fortaleza defensiva que una vez tuvo la ciudad desapareció por completo tras ser varias veces reconstruida. Con ella se fueron los restos del pasado bélico de la ciudad, surgiendo en su lugar un lugar que se convirtió en icono de Benidorm, el mirador con la balaustrada singular desde la que se divisa toda su costa.

mirador de benidorm

RAQUEL LÓPEZ  – Érase una vez, hace 200 años, un Benidorm que vio desaparecer para siempre la fortaleza defensiva que reconstruyó en varias ocasiones a lo largo de su historia en la denominada Punta del Canfali. La guerra de la independencia española contra Francia acabó para siempre con un fortín que, abandonado, había sido rescatado por los invasores galos conscientes de sus posibilidades estratégicas.

Estos invasores reforzaron sus murallas y las armaron de cañones haciendo el lugar inquebrantable e inaccesible como lo fue en el medievo.

Pero Francia perdió la guerra y en 1812, antes de su final, las tropas napoleónicas abandonaron Benidorm. Lo hicieron sin represalias, desmantelando simplemente sus cañones y dejando a los habitantes de la villa el castillo en unas condiciones mucho mejores de lo que lo habían encontrado.

Pero ese estado fue casi un espejismo. La marina inglesa, que combatía del lado de quien se levantó contra Napoleón, mostró su poderío naval cuando llegó frente a la costa benidormense bombardeando de forma brutal el castillo y varias torres defensivas de la costa.

El fortín quedó en ruinas hasta 1928, momento en el que emergió como la plaza-mirador que ha terminado siendo, con la peculiaridad de que su estética se ha convertido en icono de la gran ciudad turística que ha terminado siendo Benidorm.

La conversión de castillo a plaza (y mirador por su ubicación) se hizo bajo la dirección del alcalde Vicente Llorca Alos, incluyendo en la misma el elemento que la convertiría medio siglo después en su icono: su balaustrada. Ésta fue diseñada en el pueblo, en el taller del maestro de obras el ti Santonja, según recuerda el estudio “El Castell de Benidorm”, de Bárbara Alemany y Charles M.Wilson publicado hace años para reivindicar la permanencia del topónimo con el que se conoce el lugar, ante la amenaza de que desapareciera por el del “mirador“.

Coincide, por otra parte, que justo hace también 20 años, el Ayuntamiento de Benidorm decidiera remodelar la plaza. Lo hizo después de que los entonces técnicos de Servicios Técnicos Municipales, el arquitecto José Luis Camarasa y quien sería después conseller, José Ramón García Antón, emitieran un informe en el que consideraban “preciso” actuar de manera integral en toda la zona del “Castillo”, a fin de evitar el deterioro que estaba sufriendo la roca por la erosión marina. El proyecto de consolidación y refuerzo tanto de la zona del castillo como de los acantilados que recaen sobre la zona de Poniente como en Levante ascendía a cerca de 46 millones de las antiguas pesetas, y se adjudicó en diciembre de 1992.

Al año siguiente, se incrementó el coste de la remodelación con 10 millones más con el objetivo de aprovechar las obras para realizar prospecciones en el lugar.

Las realizó un equipo de arqueólogos de la consellería de Cultura con que estudió el origen y la funcionalidad de la antigua fortaleza. Bajo la plaza descubrieron parte de sus muros y varias piezas de cerámica de distintas épocas.

Hoy día, en la “plaza del Castell” aún encontramos un par de cañones. Colocados como elemento estético, su presencia recuerda que sobre el lugar donde se encuentran, hace muchos años, existió una vez una férrea fortaleza, aunque se haya olvidado cómo desapareció.

Vía Diario Información

Posted in Castillo de Benidorm, Cultura en Benidorm, Donde ir en Benidorm, Museos Benidorm | Tagged , , , , , | 1 Comment